Balcony Stories, vecinos en cuarentena